Alcoholemias


La conducción bajo los efectos del alcohol superando 0,60 mg/l. de alcohol en aire expirado es un delito, genera antecedentes penales y se castiga con una multa, retirada de carné y hasta puede llegar a imponerse una pena de prisión de tres a seis meses.

Es por ello que contar con una defensa jurídica solvente facilita al acusado poder obtener una mejor defensa, que se le imponga una pena menor e incluso, en determinados casos, conseguir la absolución.

El papel de su abogado en estos casos será fundamental, puesto que será él quien medie con la acusación pública (fiscalía) de cara a que pueda obtener una pena menor.

Si ha sido denunciado por un delito de alcoholemia, ¡llámenos!, le defenderemos en el correspondiente juicio rápido ante el Juzgado de Santiago de Compostela o alrededores.