Desahucios


La demanda de desahucio es la acción a través de la cual pretendemos recuperar la vivienda o el local comercial arrendado cuando el inquilino, independientemente del motivo que alegue, no cumple con su obligación de pagar la renta (desahucio por impago de rentas), que es el supuesto más frecuente, o cuando el plazo de vigencia del contrato ha finalizado y se niega a abandonar el inmueble. En cualquiera de estos casos el asesoramiento y la representación legal de un abogado con experiencia resulta imprescindible.

Para presentar la demanda es suficiente que el inquilino adeude un solo mes de renta, a no ser que en el contrato se haya estipulado un periodo superior. Nuestra práctica nos dice que conviene reclamar al inquilino desde casi el mismo momento en comienza el impago, bien sea mediante el envío de un burofax o, según el caso, directamente mediante la interposición de una demanda judicial de desahucio.

Hay que tener en cuenta que el inquilino tiene la posibilidad de enervar la acción, es decir, paralizar el desahucio pagando lo adeudado hasta la fecha, aunque solo lo puede hacer una vez. Para evitar que enerve la acción es suficiente con requerir el pago fehacientemente al inquilino (burofax, etc...), esperar un mes y, si continúa el impago, puede solicitarse judicialmente el desahucio sin que el inquilino tenga posibilidad de paralizarlo. No obstante, según el caso concreto (deuda acumulada, perfil del inquilino, etc.), puede ser conveniente evitar toda la demora del requerimiento previo e instar directamente el desahucio.

Asimismo, es posible solicitar en la misma demanda tanto el desahucio del inquilino como la reclamación de los pagos que tenga pendientes (rentas y también suministros), agilizando así el asunto y resolviendo todo el problema.

Por último, cabe también la posibilidad de instar el conocido como desahucio exprés, en el que se le perdona al inquilino las rentas impagadas siempre y cuando desaloje voluntariamente la vivienda en un plazo máximo de 15 días.

Sea cual sea su situación no dude en ponerse en contacto con nosotros, en nuestro despacho le asesoraremos sobre el proceso a seguir. Llámenos al teléfono 981 806 189, la primera consulta es gratuita y sin compromiso.